Religiosas de la Asunción de Centroamérica y Cuba

Comunidades Religiosas

“Como el Padre me ha amado, Yo también les he amado;
Permanezcan en mi amor”   Jn. 15, 9

En la Asunción, nuestras comunidades religiosas, son un lugar de Encuentro fraterno, donde se busca como mejor servir al Reino de Dios, se reflexiona sobre nuestra vida, la vida de quienes nos rodean, la realidad en que vivimos, escuchamos y leemos las noticias, vamos a conferencias, para estar al día del acontecer del mundo, de nuestro país e iglesia. Nuestra familia, ocupa un lugar de sana preocupación y atención amorosa.

Nuestras comunidades son alegres, porque nos anima el Centro de nuestra vida, Jesucristo. Comunidades que combinan, la vida intensa de apostolado, de trabajo y lo lúdico. ( RV no. 53)

Comunidades misioneras, que salen a la periferia, al encuentro del mas pobre, del que sufre. Las catástrofes, no nos son indiferentes, nos llevan a vivir la solidaridad; el dolor del pueblo, la violencia, nos son una preocupación; dentro de nuestros límites, buscamos pequeñas soluciones, cercanas al hermano/a.

Nuestras comunidades, son abiertas, capaces de acoger y brindar nuestra amistad; a la mesa, todos tienen cabida, compartiendo nuestro pan.

El seguimiento de Jesús, Muerto y Resucitado, es la fuerza, motivación y motor de nuestro ser y hacer. María, la Madre de Dios y Madre nuestra, acompaña nuestro caminar y es fuente inspiradora.

Comunidades, que han hecho opción por los pobres, que se manifiesta en un estilo de vida sencillo, en el enfoque que se le da al apostolado, en obras de colegios e inserciones entre los más pobres. “Abrazar al pobre es estrechar la carne de Cristo “( Papa Francisco)

La Eucaristía, la Palabra, la oración, la liturgia; animan nuestra vida y apostolado.(Orientaciones Cap. Gral. 2012)

Nuestra vida comunitaria, quiere ser una alternativa, ante un mundo y sociedad rotos; por tantas guerras, violencias… Queremos ser mujeres de paz, cultivando un espíritu de no violencia. Son la “primera escuela de amor”. (Orientaciones Cap. Gral. 2012).

Nuestras comunidades, quieren ser inclusivas, donde se vive lo internacional, lo intergeneracional y lo intercultural. Ser Buena Noticia, para los que nos rodean, signo de esperanza.