Religiosas de la Asunción de Centroamérica y Cuba


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /nfs/c03/h03/mnt/166490/domains/asuncioncentroamericaycuba.org/html/wp-content/themes/asuncion/includes/dropdown.php on line 20

Noticias

20 Nov 2014
Noticias

Educación Transformadora

EDUCACIÓN TRANSFORMADORA

Mi Experiencia durante la Visita de la Provincia de América Central y Cuba      (Agosto-Septiembre 2014)

Hace ya un mes que volvimos de Guatemala, último país que visitamos de la Provincia de Centro-América  y Cuba. Con alegría y con gran orgullo y esperanza, comparto mi experiencia de Educación Transformadora en la Provincia.

Antes de nada debo decir que este compartir no será completo y que además se limitará a lo que yo he visto, escuchado, tocado y experimentado,  por lo que será siempre una visión desde mi perspectiva, con mis límites y desde el tiempo concreto que he podido vivir en esta Provincia vibrante, tan rica y viva del espíritu de la Asunción.

He decidido utilizar tres modos de describir cómo está viviendo hoy la Provincia la Educación Transformadora: con fidelidad viva,  totalmente inclusiva y con responsabilidad innovadora.

FIDELIDAD VIVA

Hay un profundo conocimiento y aprecio p
or el carisma de la Asunción como se vive hoy con sus enormes desafíos.  Desde el esfuerzo de construir comunidades evangélicas en Cuba hasta el trabajo con los pueblos indígenas en El Salvador y Guatemala, junto con el infatigable trabajo de educación formal en Nicaragua, El Salvador y Guatemala,  uno se siente impresionado de cómo la diversidad de expresión de la educación transformadora se fortalece enraizándose en los elementos del carisma:  la encarnación, la opción por los pobres, el compromiso de servicio y el espíritu de familia; todo lo que da razones a la Asunción y brota del amor por Jesús y del deseo de ser Su presencia allí donde hoy está la Asunción.  La Educación transformadora está VIVA y tiene dinamismo en la Provincia.  Se realiza en la prioridad y atención dada allí donde Dios actúa y se mueve. Tomando prestadas las palabras de una de las canciones que nos han acompañado en la visita: “dame Señor tu mirada y pueda yo ver desde allí”[1].  Está claro que la Provincia siente la necesidad de permanecer fiel en ver la realidad y las cosas con los ojos de Dios, a continuar tomando las opciones de Dios, para estar del lado de los que son menos capaces de defenderse por ellos mismos, mientras al mismo tiempo está haciendo todo lo que es posible para orientar a los más capaces hacia un compromiso personal de actos de compasión y solidaridad para que el Reino acontezca aquí y ahora.

TOTALMENTE INCLUSIVA

La escena es de Santa Familia, Santa Ana, El Salvador, donde asistimos a una reunión de jóvenes y adultos, de alumnos y ex alumnos, profesores, hermanas, amigos no solo de Santa Familia sino del Colegio de la Asunción (Santa Ana), que ya no existe – todos estaban incluidos, comprometidos, felices de estar juntos y de ser lo que cada uno es.  Este ha sido el sello de todas las comunidades educativas de la Asunción que visitamos en la Provincia ya fuera en un colegio, en una parroquia, una inserción o una comunidad en un pueblo o incluso en las casas de retiro y acogida.  Allí había lugar para todos y todos tenían espacio y libertad para descubrirse ella misma/el mismo y ser lo mejor que uno puede ser, para contribuir a la construcción de una sociedad como Dios la quiso.  Es este espíritu de APERTURA,  que hace caer barreras inventadas por los humanos (que nunca fueron queridas por Dios), el que la Asunción quiere propagar.  Y otra vez, cito otro canto que fuimos gustando durante nuestra estancia ahí: “todos aquí somos humanos…adentro tenemos buenos sentimientos…la Amistad no conoce tu credo… sin distinción de culto y bandera… casa abierta” [2]. Una experiencia de inclusión que busca lo que une y mira la unicidad de todos como un enriquecimiento necesario que completa lo incompleto de cada persona y forma el cuerpo integrado y total de Cristo para nuestro mundo hoy.

RESPONSABILIDAD INNOVADORA

Tuvimos un encuentro lleno de vida con el equipo provincial de Animación, cuya tarea es ayudar al Consejo Provincial en la animación de la Provincia, particularmente en las áreas de Educación transformadora: colegios, inserciones, Pastoral, Casas de retiro y acogida – con JPICS como prioridad que atraviesa todas las áreas de vida y misión.

Conscientes de una historia muy rica marcada por la violencia y el martirio, hay una conciencia creciente de la necesidad de un discernimiento permanente para determinar la manera más realista y efectiva de vivir y permanecer fiel a sus opciones fundamentales y a ser una Iglesia cercana, humilde, misericordiosa y comprometida. La promoción de la VIDA y el testimonio de comunión con un compromiso renovado por acompañar los procesos de formación es una tarea que ha sido asumida con responsabilidad. Trabajar en equipo y fortalecer el trabajo en red y las relaciones en la misión de liberación, superar fronteras para construir el cuerpo, son opciones permanentes junto con la invitación a seguir innovando y re-inventando la cultura de la paz, la reconciliación y el diálogo.

CONCLUSIÓN

La Educación transformadora en la Provincia de América Central y Cuaba es el aire que la Provincia respira.  VIVIENDO LA FIDELIDAD y enraizadas en el fiel seguimiento de Jesús y en el carisma de la Asunción, de manera TOTALMENTE INCLUSIVA para que cada uno/a y toda la creación, con profundo respeto y armonía, tenga espacio para llegar a ser quien y lo que está destinado a ser y el compromiso por una RESPONSABILIDAD INNOVADORA que se atreve a re-inventar con responsabilidad todo lo que hace para establecer el Reino de Dios aquí y ahora, la experiencia de la educación transformadora en la Provincia ha sido una verdadera experiencia de Dios.  La Provincia es consciente que en último lugar es Dios quien transforma pero que nosotros tenemos que ser sensibles a cada oportunidad y a toda ocasión en donde la acción transformadora de Dios puede acontecer.  Cada educador/a, cada persona es objeto de transformación y es nuestra responsabilidad facilitar, sostener y apoyar, creando el clima y el espacio en el que esta transformación pueda suceder.

Agradezco a la Provincia de América Central y Cuba la experiencia transformadora que  ha sido para mí la visita. Y ahora, renovando la fuerza de nuestro compromiso, cantemos juntas.

 

“Señor, toma mi vida nueva… estoy dispuesta a lo que quieras

no importa lo que sea tu llámame a servir 
Llévame donde los hombres necesiten tus palabras, necesiten mis ganas de vivir 
donde falte la esperanza, donde falte la alegría, simplemente por no saber de ti 
Te doy mi corazón sincero para gritar sin miedo Tu grandeza, Señor 
Tendré mis manos sin cansancio, tu historia entre los labios y fuerza en la oración. 
Y así en marcha iré cantando por calles predicando lo bello que es tu amor 
Señor tengo alma misionera condúceme a la tierra que tenga sed de ti[3].

foto1 foto2 foto3 foto4

[1] Dame Señor tu mirada – Cecilia Rivero Borrell, RSCJ

[2] Casa Abierta por Jesús Mariano Alonso Montes

[3] Alma Misionera de la Hermana Glenda

No hay comentarios aún