Religiosas de la Asunción de Centroamérica y Cuba

Etapas de formación

El aspirantado ofrece a la joven la posibilidad de clarificar la llamada que ha escuchado, sus intuiciones y de tomar la decisión de pedir la entrada al postulantado.
Durante este tiempo es acompañada por una hermana de la Asunción y puede experimentar la vida contemplativa, sororal y apostólica en una comunidad. Al final de este tiempo de conocimiento mutuo, la joven podrá pedir oficialmente la entrada al postulantado. La hermana que la acompaña y la comunidad, testigos de su caminar, podrán entonces pronunciarse en cuanto a su admisión.
El aspirantado lo hace cada joven en alguna comunidad de su país.
•   Experiencia de fe.
•   Conocimiento de sí misma, integración personal.
•   Aprendizaje de la vida religiosa en la Asunción
•   Aprendizaje del carisma educativo.
•   Aprendizaje de la libertad y responsabilidad.

Etapa de iniciación a la vida religiosa a través de la experiencia de vida en una comunidad. Esta experiencia permite a la postulante conocer y gustar la vida consagrada en la Asunción, confirmar la llamada de Cristo y su respuesta personal en nuestra “forma” de Vida Religiosa.
Es el primer paso oficial en la Congregación.
El acompañamiento sistemático, tendrá como objetivo favorecer el crecimiento humano y espiritual, con una atención particular a que la postulante aprenda a expresar con libertad, sus sentimientos, motivaciones, deseos, dudas y descubrimientos.
Es importante que pueda releer y confrontar lo que vive, para poder ser confirmada o no, en su llamada a seguir a Cristo en la Asunción y en su capacidad de vivir las diferentes dimensiones del carisma.
Hay que saber tomar el tiempo necesario para esta etapa de transición y de integración tan importante.
• Experiencia de FE
• Conocimiento de sí misma, integración personal.
• Aprendizaje de la vida religiosa en la Asunción: vida comunitaria para la misión, vida de oración y liturgia, consagración para el Reino.
• Aprendizaje del carisma educativo.
• Aprendizaje de la libertad y de la responsabilidad.

 

 votostemporales

Durante esta etapa, la hermana madura en el seguimiento de Cristo como Religiosa de la Asunción y se prepara a la ofrenda total y definitiva de sí misma a Dios en la Congregación.
Adquiere una comprensión más profunda de la vida religiosa, de la espiritualidad de la Congregación y de su carácter internacional. Realiza una formación teológica seria para poder articular y expresar su fe y confirmar su vocación. Se inicia en el apostolado y se forma en la pedagogía de la Asunción. Trata de unificar su vida interior, su actividad apostólica y su formación humana y espiritual. en el momento en que está preparada para su profesión perpetua, es capaz de mirar su camino con alegría y agradecimiento y de comprometerse libremente como Religiosa de la Asunción.
El acompañamiento durante este periodo apunta a ayudarla a avanzar en su integración personal en Jesucristo y a confirmar su opción de responder a la llamada de Dios en la Asunción. El acompañamiento se hace en la comunidad local y si es necesario, por una hermana encargada de la formación de las hermanas de Votos Temporales.
• Experiencia de FE
• Conocimiento de sí misma, integración personal.
• Aprendizaje de la vida religiosa en la Asunción: vida comunitaria para la misión, vida de oración y liturgia, consagración para el Reino.
• Aprendizaje del carisma educativo.
• Aprendizaje de la libertad y de la responsabilidad.

experencia votos temporales